Misterio por la muerte de un ex futbolista de Rosario Central en República Dominicana

El ex futbolista José Manuel Moreiras murió en República Dominicana el pasado 29 de diciembre y el hecho está siendo investigado luego de las acusaciones que realizó su familia apuntando a la Policía de ese país.

El mediocampista con pasado en Rosario Central y Gimnasia de Jujuy en Argentina, debió ser internado luego de haber sido esposado por las fuerzas de seguridad y días más tarde falleció en el hospital Francisco Moscoso Puello.

El diario Libre del país caribeño informó que el 21 de diciembre la Policía concurrió al Hotel La Gloria ubicado en el municipio La Romana por un llamado al 911 en el que denunciaban a una “persona que se encontraba alterada, rompiendo algunos artículos y convulsionando”, según la declaración del coronel Frank Durán Mejía, portavoz de la Policía Nacional.

“La unidad del 911 no lo podía controlar en esa situación, por lo que la unidad nuestra lo único que procedió fue a ponerle unas esposas», agregó el encargado de comunicar la versión de las fuerzas de seguridad. Fue trasladado a un centro de salud de la zona y posteriormente al hospital Francisco Moscoso Puello de Santo Dominco, la capital de ese país. Allí falleció ocho días más tarde “a causa de severos golpes en el abdomen”, según reveló el periódico Hoy en la cita de un registro de esa clínica.

El diario La Capital de Rosario, de donde era originario el ex deportista de 43 años, denunció que Moreiras murió a causa de los golpes y citó a un amigo del volante que sólo alcanzó a jugar un partido en la primera del Canalla pero que fue integrante del plantel que levantó la Copa Conmebol en 1995. «Su novia, Evelyn, me contó que la policía le pegó mucho y que fue internado por un edema subdural, pero el domingo, cuando iban a descomprimírselo, entró en paro y murió”, señaló un amigo de la pareja según el citado medio argentino.
Actualmente, el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) está a cargo de la autopsia del cuerpo para determinar la causa real de la muerte del hombre que tuvo un amplio recorrido por el fútbol sudamericano entre sus pasos por la liga de Bolivia (Blooming), de Colombia (Millonarios), de Ecuador (Olmedo, Audaz Octubrino, Liga de Portoviejo, Brasilia y Liga Deportiva de Loja), de Chile (Unión La Calera) y de Perú (Sport Huancayo).

Inició su camino profesional en 1995 con la camiseta del Canalla, pero previamente había formado parte de la Sub 17 de Argentina donde compartió delegación con dos ex Newell’s como Ariel Ruggeri y Kurt Lutman. Ambos lo despidieron con emotivos mensajes en las redes sociales.

“Extravagante y talentoso. Tira caños y patadas. Llegó a primera de Central en el año 1995, fue campeón de la Conmebol y se dio el gusto de pisar ese césped. El día que me enteré que debutaba en primera me puse muy contento y sentí que era un acto de justicia. Desde mi percepción nunca dejó de ser un niño que busca a su padre y llamaba la atención para que aparezca de una vez por todas y le tire los brazos. Ayer nos enteramos que la policía, que no ve las historias detrás de los humanos ni le interesa entenderlas, lo mató a golpes en República Dominicana donde se había instalado y estaba laburando desde el fútbol. Te vamos a recordar José”, puso Lutman en su Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *