Incremento al salario mínimo, a partir del 1 de enero del 2020

Honduras: A partir del 1 de enero de 2020 queda vigente un incremento al salario mínimo en Honduras, el cual oscilaría entre los 300 y 800 lempiras, dependiendo la actividad laboral ejecutada.

El rubro de las actividades financieras es el que observa el incremento más sustancial en el salario mínimo ya que bienes inmuebles y de servicios prestados a empresas, tiene un rango de pago entre los 9,600 y 12,300 lempiras mensuales.

Seguido por la categoría de la electricidad, gas y agua, para cuyos empleados fue aprobada una remuneración que varía entre 9,500 y 12,200 lempiras.

La categoría de transporte, almacenamiento y comunicaciones, quedarían con un salario mínimo que va desde 9,400 lempiras y 12,100 lempiras.
De igual manera queda para los rubros de construcción, comercio, restaurantes, hoteles, renglones económicos éstos donde los asalariados reciben una suma mensual que varía entre 9,300 y 12,000 lempiras.

En las actividades que tienen que ver con la explotación minera, servicios comunales, seguridad, limpieza, actividades de hospitales y con la industria manufacturera tienen vigente una escala entre 9,000 y 11,400 lempiras cada mes.

Los obreros que menos ganan en Honduras son los que se dedican a tareas de agricultura, silvicultura, caza y pesca. Los salarios de piso van desde 6,700 a 8,200 lempiras.

Los registros históricos señalan que entre el 40 y el 60 por ciento de las empresas no hacen efectivo este mandato.
Esta misma semana, los propietarios de las pequeñas y medianas empresas han advertido que no tienen capacidad para hacer el pago del nuevo salario mínimo a quienes prestan su fuerza de trabajo.

Las condiciones económicas del país, en general, no son favorable. La disponibilidad de fondos por parte de la mayoría de la población se ha visto reducida por la desaceleración.

Adicionalmente, la puesta en aplicación del incremento en la remuneración base ya ha sido absorbida por el ascenso en el valor de la canasta básica y de los servicios públicos, particularmente de la energía eléctrica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *