Por falta de pago, Hospital público en México, niega cadáver víctima de COVID-19 a sus familiares

México: Niegan cadáver de víctima por COVID-19 a su hija, por falta de pago, esto sucedió en un hospital público de la ciudad de México, donde la señora Juana Escalona de 68 años de edad, comenzó a sentirse mal y no podía respirar debido a la  COVID-19, por lo que su hija, Liliana Romero Pérez Escalona, buscó un centro de asistencia  para hospitalizarla, pero debido a la saturación que hay en el Estado de México, no hallaron cupo en la red hospitalaria del ISSSTE, de donde era derechohabiente.

Así que buscaron otras alternativas y encontraron espacio en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango, que es público y atiende a pacientes con COVID-19.

La familia llegó al nosocomio por la noche del 31 de diciembre y la mujer rápidamente fue intubada debido a su gravedad. Finalmente, Juana perdió la vida el 11 de enero del 2021. Tras ello el hospital comenzó a tener un comportamiento hostil contra la familia.

En una entrevista que Liliana Romero dio a Telediario, menciona que les informaron, alrededor de las 10:40 de la mañana, que la mujer había muerto hacía una hora y que solo tenían 120 minutos para llegar al hospital para reconocer el cuerpo.

Cuando llegaron al establecimiento sanitario, ya no los dejaron pasar, pues tardaron 10 minutos más. Entre lágrimas Liliana mencionó, «Tengo la duda si el cuerpo es efectivamente el de mi madre, pues no me permitieron identificar, al menos una foto».

Pero las malas noticias continuaron, ya que la cuenta que les entregó el Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango asciende a los 178,511 pesos y les dijeron que no se podían llevar el cadáver de la mujer si no hacían el pago completo.

Finalmente, las autoridades les pidieron solo el 10 por ciento del costo, o sea 17,851 pesos. Sobre esas cantidades la hija de la fallecida comentó al citado medio, «Una cuenta, pues espectacular, a lo mejor vendiendo muchas cosas o posiciones es posible pagarla, pero la situación es que si no pagamos me dijeron que no me entregaban a mi familiar, pero si tuviera esa cantidad la pagábamos para que no estuviera ahí abandonada».

El nosocomio también advirtió que, si no recibían el dinero en 24 horas, el cuerpo de Juana Escalona sería enviado al ministerio público.

Cabe mencionar que el Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango, fue inaugurado por el entonces gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, el 14 de septiembre de 2011, un día antes de que dejara su cargo.

La obra fue presentada como algo espectacular porque supuestamente fue equipada con los aparatos médicos más modernos. La construcción corrió a cargo de Grupo Higa y la operación quedó en responsabilidad de la Secretaria de Salud del Edomex y de Grupo Higa.

Según informa Excélsior, en el contrato se estableció que de 2011 a 2026 esta empresa cobraría los servicios para recuperar su inversión, a pesar de que cada año se le pagarían 1,000 millones de pesos por atender a personas de bajos recursos. Luego del 2026 el nosocomio sería propiedad del Sector de Salud Federal.

A principios del 2020 varias personas del Edomex denunciaron al hospital por los altos cobros en sus servicios, y se quejaron que en el exterior tiene propaganda gubernamental, y se describe como una institución pública, pero al interior les advierten que es operada por privados.

Milenio reportó a finales de diciembre del año pasado que el gobierno del Estado de México ya había gastado más de 3,000 millones de pesos en pagos de insumos y servicios para atender la pandemia.

De esa cantidad, el Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango había recibido 11 millones de pesos.

Grupo Higa, empresa que maneja el hospital, fue privilegiada durante la presidencia de Enrique Peña Nieto, así lo mencionó el mismo Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex en sus declaraciones hechas ante la Fiscalía General de la República (FGR)

La empresa, que es dirigida por Juan Armando Hinojosa Cantú, también estuvo involucrada en el escándalo de la Casa Blanca, pues fueron ellos quienes compraron la mansión por siete millones de dólares.

Además, según información difundida por Animal Político, la empresa Innovación Integrada S. A. de C. V., que también es de Hinojosa Cantú, también recibió dinero de la llamada Estafa Maestra, en la que participaron varios secretarios de estado de Peña Nieto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *