De un pequeño poblado a ciudad cosmopolita Tegucigalpa a sus 439 años

Tegucigalpa: El origen de Tegucigalpa se remonta al siglo XVI como un pequeño poblado donde habitaban mineros que emigraron de otras regiones para extraer la plata que abundaba en la zona.

El español Juan de la Cueva fundo la Mina de San Miguel de Heredia en 1578, según registros históricos y en 1821 cuando el número de pobladores había crecido, sobre todo de descendientes españoles el pueblo fue elevado al rango de ciudad

Tegus1tegus2

La urbe desde el principio ha estado formada por dos zonas claramente limitadas por el Rio Choluteca que ahora la conforman  Tegucigalpa Y Comayagüela, pero  en 1824 cuando se le dio el título de  ciudad principal de Honduras    se decidió trasladar la sede de Gobierno a Tegucigalpa.

Cabe señalar que  Tegucigalpa se encuentra a 990 metros sobre el nivel del mar, y está enclavada entre cerros y montañas, y aunque la sobrepoblación ha permitido la tala del bosque aun sobresalen picos verdes en sus alrededores.

Hoy la accidentada urbe llega a sus 439 años de fundación, con el pasar del tiempo se ha ido modernizando, y de su pasado minero solo quedan las casas antañonas en el centro.

tegus5tegus4

Los tiempos han dado paso a espigados edificios, innovadores  puentes, grandes centros comerciales,  nuevas colonias y residenciales, que albergan las nuevas generaciones.

tegus6tegus7

Asimismo colonias pobres de escasos recursos y falta de servicios públicos, algo que no se puede obviar, en una ciudad cosmopolita donde reina el capitalismo, y la emigración.

Según los historiadores no se sabe de dónde viene la devoción a San Miguel Arcángel, en el aniversario de Tegucigalpa pero se cree que  es debido a que los españoles al descubrir un lugar le ponían el nombre del santo de ese día según la religió Católica.

Tradicionalmente San Miguel es el santo patrón de Tegucigalpa y aunque el poblado al inicio recibió el nombre de Real de Minas de San Miguel de Heredia, no se sabe a ciencia cierta en que se basó para nombrarlo así.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *