Como evitar ser engañado y víctima de estafas por internet

Ciencia y tecnología: con el avance de las redes sociales y el internet la vida se ha simplificado  pero también se está propenso a recibir acciones como estafas, robo de identidades entre otras acciones negativas.

Según expertos, para evitar esos problemas, es necesario tomar una serie de medidas como: En el caso de Twitter o Facebook, se puede activar la doble autenticación. Así, cada vez que se inicia sesión, se  envía un SMS con un código para poder completar el proceso.

No publicar contenido personal, antes de aceptar una solicitud de amistad mirar si existen amistades o lugares en común porque puede tratarse de un perfil falso, mismos que suelen prescindir de foto o ponen imagen de un chico o chica muy guapo (a).

Evita compartir datos que puedan ubicarte en el mundo real, Revisar periódicamente las políticas de privacidad de la red social para controlar quién accede a tus contenidos, si hay sospechas de gente non grata bloquear inmediatamente.

Si ya estás sufriendo acoso, debes conseguir pruebas sólidas para denunciar. «Servicios como eGarante permiten obtener evidencias digitales con validez legal para presentar ante la Policía o en un proceso judicial y es gratuito para los particulares».

No creer todo lo que se lee en las redes. Facebook ya ha anunciado que tomará medidas para proteger a sus usuarios de la desinformación».

En el caso de  whassap Ignorar los contactos desconocidos, y evitar  hacer click en enlaces dudosos, pueden ser  malware (código maligno) en el móvil y entregar  control a otra persona».

No  enviar mensajes con datos personales, contraseñas, cuentas bancarias o fotos comprometidas, incluso a los conocidos.  Ya que al enviarlos se pierde el control de a quien le llegaran esos datos.

Tener especial cuidado con el tipo de conversaciones entre varios a las que se apuntan. Pueden terminar en grupos donde se comparte material o información delictiva.

En cuanto al correo electrónico, se recomienda Configurar todas las medidas de seguridad que provea el servidor. En el caso de Gmail,  deshabilitar el acceso al correo mediante el protocolo POP3 e IMAP y nunca identificarse en portales que no son seguros.

Utilizar contraseñas complejas, cambiarlas a menudo y no reutilizarla en otros servicios, ni una similar. ¡Los cibercriminales se las saben todas.

Ya que al tener una cuenta de correo en estos servidores, consentimos que accedan a nuestros datos, que luego ofrecen a empresas publicitarias para dirigir anuncios diseñados para ese perfil.

No abrir correos de desconocidos, y en caso de conocidos  desconfiar de enlaces que lleguen sin saber que son. Otra de las trampas, son las  páginas de segunda mano donde venden artículos baratos al ser plataformas no reguladas, algunos usuarios las aprovechen para vender productos falsificados o robados.

Verificar en ese caso la antigüedad de la web, ya que Las webs-timo generalmente tienen un tiempo corto de vida. Si hay  una fecha muy próxima a la actual no es segura.

Cerciorarse de la presencia online de la página. Si no tiene Twitter ni Facebook, o bien han sido creados recientemente y tienen poca actividad, desconfiar.

Asegurarse de que en la web se puede pagar usando Paypal o una pasarela de pago de confianza. Las webs que piden tarjeta de crédito o incluso hacer una transferencia como única forma de pago tienen mala pinta.

También no dar datos personales cuando se interactúa con  vendedores y compradores. Ni adelantar pagos en las transacciones entre particulares en las que la web únicamente pone en contacto a usuarios pero no intermedia (eBay, por ejemplo, lo hace, pero no así Vibbo ni Milanuncios). Siempre paga con la mercancía en mano.

Si es necesario quedar físicamente con el vendedor para hacer el intercambio, como suele suceder en Wallapop, es preferible quedar en sitio público.

Con las paginas de sexting, es necesario cuidar la reputación, evitando a toda costa el sexting o el envío de material comprometido o dar datos personales, a alguien totalmente desconocido.

La banca online no está exenta de fraude por lo que se debe verificar si se esta en el sitio oficial del banco. Nunca jamás acceder a él mediante enlaces que hayan podido llegar por correo electrónico, Whatsapp o cualquier otro medio indirecto.

Si  se recibe notificación por un medio online sobre que algo está pasando en la cuenta, ir siempre directamente a la web del banco escribiendo letra a letra la dirección en el navegador y verifica si lo que te han notificado es cierto.

Desconfiar de cambios no anunciados en la forma de acceder a la cuenta o de operar en ella, o si se pide información que ya debería tener el banco. Si  se tiene dudas, aunque parezcan banales, es mejor comprobar por teléfono.

Al recibir un email del banco en el que se  pide rellenar formularios o descargar archivos, es imprescindible confirmar  con la entidad a través del teléfono de atención al cliente.

Todas las medidas son necesarias para evitar un fraude en internet aunque según los expertos ahora Hay cibercriminales que llegan hasta el punto de implantar call centers.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *