Crean embrión con células de mono y humano

Un equipo de científicos españoles experimenta en las primeras fases  de la gestación utilizando células de macaco y humanos, no obstante aclaran que con ello no se pretende  crear un  nuevo ser ya que eso está lejos de ser posible.

El equipo de Juan Carlos Izpisúa  lo que desea con este tipo de experimentos es abrir paso a la medicina regenerativa y al conocimiento de las primeras fases de la biología humana aseguran.

Algunos de los embriones de quimera como se les denomina por estar lejos de llegar a convertirse en un ser híbrido, han sobrevivido 20 días  y se encuentran en un laboratorio en China donde ya se tienen experiencia en ese tipo de experimento.

Izpisúa  sostuvo que “’no es la creación de una nueva especie . De hecho, los embriones no se han implantado en ningún organismo y su desarrollo se ha detenido sin que se cumplieran las tres semanas de gestación.

“La finalidad  es proporcionar un mayor conocimiento sobre las todavía muy desconocidas primeras fases del desarrollo y, a más largo plazo, avanzar en la posibilidad de que puedan ‘fabricarse’ órganos humanos en un organismo animal”; agregó.

«Por razones obvias, es casi imposible estudiar el desarrollo humano embrionario temprano de forma natural. Por tanto, la creación de modelos quiméricos in vitro nos permite avanzar en el conocimiento de los posibles errores que se producen en las primeras etapas de la embriogénesis», dijo.

Para llevar a cabo la investigación, los científicos partieron de blastocitos de macaco a los que, seis días después de su creación, les inyectaron 25 células humanas.

Para crear las quimeras han empleado este tipo celular, que los científicos denominan células madre de pluripotencialidad inducida (iPS) «extendidas», con el fin de que tengan las máximas capacidades de diferenciación en el embrión de mono.

Al cabo de un día, se detectaron células humanas en 132 embriones. Según los datos del trabajo, que se publica en la revista Cell, la supervivencia de los embriones comenzó a resentirse a partir del décimo día.

Al llegar al día 19 seguían vivas tres quimeras. De cualquier manera, los investigadores destacan que el porcentaje de células humanas presentes en los embriones se mantuvo alto durante todo el tiempo de seguimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *