Obesidad genera altas probabilidades de desarrollar la forma más grave de COVID-19, según científicos brasileños

Brasil, Sao Paulo: La obesidad puede ser determinante para quien sufre la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), ya que una persona con esta patología tiene más probabilidades de desarrollar la forma más grave de dicho mal, según un estudio científico divulgado hoy en Sao Paulo.

Según investigadores de la Universidad de Sao Paulo (USP), cuyo estudio fue publicado en la revista especializada «Obesity Research & Clinical Practice», una persona con obesidad tiene más probabilidades de desarrollar la forma más agresiva de la COVID-19, más allá de su edad o de otras enfermedades preexistentes como diabetes o hipertensión.

Por su parte, la estatal Fundación de Apoyo a la Investigación Científica de Sao Paulo (Fapesp) publicó este jueves un informe con la evolución de nueve estudios clínicos realizados a 6.577 pacientes en cinco países.

«Varios factores contribuyen para el agravamiento de la infección en el organismo obeso y uno de ellos es la capacidad limitada de producir ‘interferons’ (proteínas secretadas por las células para inhibir la replicación viral) y anticuerpos. Además, el tejido adiposo funciona como un reservorio para el virus, manteniéndolo más tiempo en el cuerpo», afirmó la coordinadora del estudio, Silvia Sales-Peres, profesora de la USP.

Según Sales-Peres, el estudio arrojó que la obesidad favorece al rápido avance de la enfermedad y aumenta el riesgo de muerte y de internación en una unidad de terapia intensiva.

«Las personas obesas ya tienen la función respiratoria perjudicada, ya que el tejido adiposo comprime el diafragma e impide el movimiento normal del órgano. Por lo tanto, existen varios factores en competencia que hacen que estos pacientes estén más predispuestos a depender de la ventilación mecánica y otros cuidados intensivos en caso de contagiarse», dijo la experta.

El 9,4 por ciento de los obesos internados con la COVID-19 que fueron analizados fallecieron, según el estudio.

De acuerdo con la Fapesp, el Ministerio de Salud de Brasil indicó que el 60 por ciento de los brasileños tiene sobrepeso y el 20 por ciento de la población del país está clasificada con obesidad.

«El riesgo para un obeso es mayor en caso de que el individuo sea fumador o tenga enfermedades pulmonares, diabetes o hipertensión», agregó el estudio.

La investigadora expresó que este tipo de estudios busca incentivar políticas públicas para que las personas, desde la niñez, tengan la posibilidad de realizar actividades físicas y tener hábitos alimenticios saludables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *